Pain d’Épices

Pain d’Épices.

¡Hola panaderos! Ya casi ha llegado el invierno, ha pasado San Nicolás (6 de diciembre, para los despistados), y entramos de lleno en el tiempo de adviento, los panes y dulces navideños, y demás maravillas panaderas. Este año, una vez más, no me olvido de vosotros, y os traigo mi receta de Pain d’Épices, o pan de especias: el gran clásico del Norte de Europa en estas fechas.

Pain d'Épices
Pain d’Épices

El Pain d’Épices, también conocido como pan de miel (aunque ya hemos hablado en Pan para Hoy del panis mellitus y el origen de los panes con miel), pan de especias, o incluso pan de jengibre (aunque esta denominación es un anglicismo que puede llevar a confusión), es un pan dulce originario del norte de Francia (región de Alsacia) del que existen noticias culinarias desde los siglos XIII y XIV. Hay quien dice, no obstante, que el origen es alemán o borgoñés. Hoy en día es muy, muy habitual consumirlo en Bélgica, Alemania, Países Bajos y norte de Francia, donde es un dulce tradicional, pero ya es posible encontrarlo en prácticamente cualquier sitio. De los Pain d’Épices más típicos y archiconocidos es el que viene de Dijon, en Francia, o los de la famosa pastelería belga Maison Dandoy (donde, por cierto, podréis encontrar los mejores speculoos del mundo, os lo puedo prometer).

Los alemanes llaman a este pan dulce Lebkuchen, pero lo más normal es que en Alemania se encuentren en el formato típico de Nuremberg, los Elisenlebkuchen, que se montan sobre obleas de unos 7 cm de diámetro y se recubren de chocolate. La receta de Nuremberg es distinta también en cuanto a sabor (aunque es esencialmente muy parecida) y, si queréis, podemos hacerla otro día (aunque es más pastelería que panadería, claro)

Elisenlebkuchen
Estos son los famosos Elisenlebkuchen de Nuremberg

En lo que al Pain dÉpices se refiere, hay tantas recetas como recetarios. Se puede hacer con o sin levadura, e incluso con masa madre. Lo que yo os traigo hoy es una receta que hago en casa de toda la vida y que es para todos los públicos: una receta infalible, que es imposible que no salga a la primera. Como tal, lo que vamos a usar es levadura química (la clásica levadura Royal) en vez de levadura seca o de panadero (si te haces un lío con las levaduras, recuerda que puedes leer ESTO). Si algún día queréis la receta de masa madre, decídmelo, que también podemos hacerla, claro está.

Hay que tener bastantes ingredientes porque, como su propio nombre indica, el Pain d’Épices lleva muchas especias. Hoy en día todos los ingredientes son muy fáciles de encontrar y, una vez que los tengáis todos, veréis que es facilísimo, y que se tarda poquísimo en preparar.

Veamos una pequeña tabla de tiempos. Como no hay pasos previos, es un periquete.

:

PASO TIEMPO
Preparado y mezclado de ingredientes 15 – 20 mins
Horneado 1 hora – 1 hora y 15 minutos
TIEMPO DEL PAN 1 horas y 15 minutos – 1 hora y 35 minutos
ESPERA ANTES DE COMERLO AL DÍA SIGUIENTE

 

Ojo con eso, ¿eh? El Pain dÉpices es como el pan de centeno. No debéis cortarlo y comerlo hasta el día siguiente. Además, veréis que se asientan los sabores y mejora con los días. Bien conservado en un tupper, o una bolsa, fuera o dentro de la nevera, dura muchos días.

Vamos con los INGREDIENTES del Pain d’Épices:

  • 250 g de miel.
  • 250 g de harina de trigo blanca
  • 100 g de azúcar glas
  • 1 saquito de levadura química (16 g)
  • 1 saquito de azúcar avainillado (normalmente 8 g)
  • 1 cucharadita de las de café de anís verde
  • cucharadita de las de café de nuez moscada molida
  • cucharadita de las de café de canela molida
  • cucharadita de las de café de jengibre molido
  • cucharadita de las de café de pimienta de Jamaica
  • 2 huevos; y
  • 10 cl de leche entera (100 ml)

Y el BAKING OF, que es muy, muy sencillo.

  1. PREPARADO Y MEZCLADO: seguid los siguientes pasos:
    1. Poned el horno a precalentar, calor arriba y abajo, 160 º C
    2. Calentad la miel en un cazo, mejor si lo hacéis al baño maría.
      Calentamos la miel
      Calentamos la miel

      edarMezclad la harina con la levadura química, los dos azúcares y las especias en un bol.

      mezcla de ingredientes
      mezcla de ingredientes
    3. Verted la miel caliente en la mezcla de harina, poco a poco, y removiendo con una cuchara de madera.
    4. Dejad que se enfríe un poco e incorporad, poco a poco, los dos huevos (bien batidos) y la leche, para amalgamarlo bien todo. Tened en cuenta que quedará una papilla, no una masa.
    5. Untad bien un molde con mantequilla (sed generosos) y después espolvoreadlo con harina de trigo, para que se forme una capa de harina en todo el molde y las paredes. Esto ayudará a que el Pain d’Épices no se pegue y se pueda desmoldar sin destrozarlo. Haced esto aunque vuestro molde sea antiadherente.
      Molde enharinado
      Molde enharinado

      F. Verted la mezcla en el molde y metedlo al horno.

  2. HORNEADO: haced lo siguiente:
  • Se hornea a 160 grados, una hora, o una hora y cuarto (depende del horno, pero tiene que estar doradito y, como siempre en estos casos, si lo pincháis en el centro con un cuchillo, éste debería de salir limpio, indicando que el Pain d’Épices está terminado. Si no es así, aumentad el tiempo de horneado de cinco en cinco minutos, hasta que el cuchillo salga limpio. Para que no se queme por arriba, tapadlo con papel albal cuando veáis que está dorado.
  • MUY IMPORTANTE: No se desmolda hasta que el Pain d’Épices esté completamente frío, o lo destrozaréis.
Pain d'Épices
Pain d’Épicesmde

Al día siguiente (recordad) podréis cortarlo y degustarlo. Es tan maravilloso que se come solo, pero admite mantequilla, ¿cómo no?. También podéis recubrirlo con chocolate, confituras, o coberturas a vuestro gusto. A mí me gusta tanto solo, que no le pongo nada de nada. Para mí, una rebanada de Pain d’Épices eleva el café de la merienda a una experiencia casi religiosa 😊.

Disfrutad mucho de vuestro Pain d’Épices y, recordad: si os animáis, mandadnos una foto del vuestro para nuestra Página de Facebook. Si tenéis alguna duda o comentario, no dudéis en dejar un mensaje.

Cuidaos mucho, que sois el futuro.

¡Compártelo!

6 Comments

  1. Juan

    Me llevo una alegría cada vez que veo una nueva entrada. Como siempre, pintaza.

    En cuanto a los Elisenlebkuchen de Nuremberg, me traen muchos recuerdos de mi infancia ya que eran dulces que traían unos amigo alemanes de mis padres. Actualmente los he visto alguna vez en Lidl, aunque no se si seguirán con la tradición. Especialmente me gustaba el de chocolate por el contráste de sabores.

    Si pudiese votar, votaría enloquecidamente por que hagas esa receta.

    Como siempre, una calidad en tus entradas como no se ve en casi ningún blog, además de el extra de los comentarios históricos o curiosidades, que para mi son la mitad del sabor de cualquier receta.
    Un saludo y felices fiestas.

    PD: Iré seguro a por el roscón… pero si llega a tiempo la de los Elisenlebkuchen, aunque tenga que pasar sin dormir, los haré 😀

    • Jajajaja, muchas gracias, Juan!!! Pues ya te adelanto que los Elisenlebkuchen no son muy complicados, pero necesitas obleas de pan para montarlos. No son fáciles de encontrar en España – yo me las traigo de Alemania– aunque igual en Internet… Bueno: a ver si me diera tiempo a prepararlos y una entrada en el Blog. Muchas gracias por tus buenas palabras. Un abrazo!!

      • Juan

        No eres el primero que últimamente me lo dice de twitter, hay un montón de gente que lo piensa, tengo un amigo que recientemente lo ha borrado por eso mismo. Si se usase para lo que es, estaría muy bien. Tendré que hacerme un instagram.

        Aprovecho para preguntarte ¿hay alguna manera de ver un índice de recetas del blog?

        Un saludo.

        • Pues la verdad es que no… Se me da fatal esto de añadir birguerías al WordPress. Parte del tiempo que lleva sin actualizarse el Blog es por eso… Lo que si he conseguido es meter, en el menú, una manera de separar entre panes de levadura, panes de masa madre y panes dulces… Algo es algo. A ver si consigo que alguien que sepa de WordPress me eche una mano con más funcionalidades… 🤔

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *