Pan de molde

¡Hola panaderos! Hoy, por petición popular, vamos a por un clásico básico del panadero en casa: ¡el pan de molde!

Pan de Molde
Pan de Molde

La receta del pan de molde que os traigo es muy mía, y es el resultado de mi experimentación y una mezcla de distintas técnicas de panadería. Podéis ir cambiando alguno de los ingredientes por alternativas que os daré, o formar el pan de un modo distinto a como lo hago yo, si es que vais con algo de prisa. Yo os recomiendo hacerlo como os propongo, para conseguir una textura y una forma perfectas, pero no es la única manera de hacerlo 😉

Este pan es rápido y puede hacerse cualquier tarde, para tener pan para desayunar al día siguiente. Ya veréis como os aficionáis.

El esquema general de este pan es el siguiente:

PASO TIEMPO
Amasado 15 mins
1ª fermentación (en bloque) 1 hora
Boleado y formado 10 minutos
2ª fermentación (final) 1 hora
Horneado 30 minutos a 200º, con vapor.
TIEMPO TOTAL 2 horas y 55 minutos

 

Vamos con los INGREDIENTES:

  • 600 g de harina de fuerza
  • 360 ml de suero de leche (buttermilk). Si no tenéis, usad leche, preferiblemente entera. Otro día os explicaré cómo hacer vuestro propio suero de leche en casa.
  • 20 g de margarina (la cosa es usar mantequilla, pero con margarina es más light)
  • 15 g de sirope de agave. Si no tenéis, usad miel.
  • 10 g de sal; y
  • 14 g de levadura fresca de panadería.

Y el BAKING OF, que es muy, muy sencillo.

  1. AMASADO: seguid los siguientes pasos:
  • Mezclad la sal y la harina en un bol.
  • Disolved la levadura en el suero de leche (o en la leche, si no usáis suero) en un bol separado.
  • Mezclad el contenido de los dos boles, formando una bola compacta, hasta que no quede harina suelta.
  • Incorporad el sirope y la margarina (o mantequilla) poco a poco, de forma progresiva, a trocitos, hasta que esté totalmente incorporada a la masa.
  • Sacad la bola y, sobre una superficie, amasadla bien, hasta que veáis que el gluten está bien formado y que la masa es elástica.

2.  FERMENTACIÓN EN BLOQUE: meted la bola de masa en un bol, tapadlo con un trapo húmedo y dejadlo reposar todo a temperatura ambiente, una hora.

3. BOLEADO Y FORMADO: Sacad la masa, que habrá casi doblado su tamaño, y haced lo siguiente (si no queréis, formad una pequeña barrita como cualquier otro pan, pero yo os recomiendo formarlo como digo a continuación):

  • Verted la masa sobre una superficie plana y larga y aplanadla suavemente pera sacarle el gas. Con ayuda de un rodillo, estiradla como en la foto, formando una plancha de unos 60 cm de largo (o lo que la masa dé de sí), por el ancho de la base del molde que vayáis a utilizar.

    Estiramos la masa
    Estiramos la masa
  • Enrollad la masa sobre sí misma, muy suavemente, sin estresar la masa. Este enrollado, es lo que confiere a este pan su esponjosidad, pero si os pasáis de tensión al enrollar, el pan quedará duro.

    masa enrollada
    masa enrollada
  • Meted el rollo de masa en el molde previamente engrasado con un poquito de mantequilla.

4. FERMENTACIÓN FINAL: Dejadlo reposar a temperatura ambiente tapado con un trapo mojado, una hora.

5. HORNEADO: haced lo siguiente:

  • Precalentad el horno a 200º y poned una bandeja metálica al fondo del horno, vacía. Usaremos esta bandeja para hacer vapor.
  • Meted la bandeja en el horno, verted un vaso de agua en la bandeja metálica que habíais depositado sobre la base del horno y cerrad la puerta rápido para que el vapor no se escape.
  • Con la temperatura a 200º, hornead 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, abrid, sacad la bandeja del vapor, y seguid horneando otros 15 minutos.
  • Si veis que el pan se tuesta demasiado, no dudéis en abrir el horno y cubrir vuestro pan con un papel albal. No acortéis el tiempo de horneado, porque se os quedará crudo el pan.
  • Por último, cuando saquéis el pan, antes de que se enfríe, pintad el pan con la ayuda de un pincel y un poquito más de mantequilla o margarina, para que adquiera ese apetitoso brillo.

    Pan de molde
    Pan de molde – Mirad qué miga

 

Desmoldad y dejad el pan enfriar sobre una rejilla, para que no forme vapor por su base y no se nos eche a perder. Cuando esté frío, tendréis un pan de molde inmejorable, con el que daros unos desayunos propios de un cardenal.

Disfrutad mucho de vuestro pan de molde y, recordad: si os animáis, mandadnos una foto de vuestro pan para nuestra Página de Facebook. Si tenéis alguna duda o comentario, no dudéis en dejar un mensaje.

Cuidaos mucho, que sois el futuro.

¡Compártelo!

5 Comments

    • Hola Albert!
      Hombre, poder, se puede, lo que pasa es que utilizar masa madre, que es ácida, en un pan de molde en el que usamos leche y azúcar es un poco raro. No es lo suyo, vamos.

      Si, no obstante, quieres probar, ten en cuenta lo siguiente (ojo, que esto que te estoy diciendo es una receta Frankenstein, y tendrás que experimentar un poco para ajustarla, ok?)

      – usa masa madre de trigo, sólo.
      – no dejes que acidifique mucho la masa madre. Procura utilizarla cuando sabe más a queso, y no tanto a vino o cerveza, ok?
      – usa más o menos tanta masa madre como equivalga al 30% de la cantidad de harina.
      – ten en cuenta que, al usar masa madre, estas incorporando más harina, y más agua a la masa. Procura tener esto en cuenta para que los porcentajes de harina y agua de la masa final sean los mismos, y
      – ten en cuenta que, con masa madre, los tiempos de fermentación serán bastante más largos, ok?

      Buena suerte, ya me dirás como te queda.

      Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *