Pan para torrijas

¡Hola panaderos! Hoy vamos a hacer un pan para torrijas, y así poder preparar este manjar de Semana Santa, tan típico en España.

 

Pan de Torrijas
Pan de Torrijas

 

El pan de torrijas es un pan blanco, de los que denominamos un pan de leche, muy parecido al pan de molde, pero un poco más consistente. El pan es rico para comerlo, pero como sabéis, la idea es dejar que se endurezca un poquito (es por ello que hay que hacerlo el día antes, o incluso dos días antes) para que gane en dureza, y luego hacer las torrijas. Pensad que, para hacer las torrijas, hay que bañar el pan en leche tibia o caliente, y el pan con ello se reblandece mucho. Si hacéis las torrijas con el pan recién hecho, blandito y jugoso, es muy posible que se os deshaga durante la manipulación al hacer las torrijas.

 

Las torrijas son algo que en España tomamos con auténtico frenesí cada año en Semana Santa, pero que en muchos países (y con algunas variaciones poco importantes) se come todo el año. El famoso French toast es una especie de torrija que, muy a menudo, es un desayuno para campeones en los Estados Unidos y en muchos otros sitios. Así que, ya sabéis: si os gustan las torrijas, no tenéis porqué esperar a Semana Santa para comerlas. Podéis hacer este pan para torrijas en cualquier momento del año, y luego utilizarlo para hacer French toast  para desayunar los domingos 😊

 

Veréis que este es un pan de levadura, y muy, muy fácil de elaborar. Idealmente, si tenéis robot, viene bien amasarlo con el robot, porque es una masa enriquecida y pringosa. Pero si no tenéis robot, no os preocupéis: podéis hacer un amasado francés, como en otras ocasiones. Y si no sabéis hacerlo, podéis ver la videoreceta completa -incluyendo cómo hacer este amasado- en nuestro canal de Youtube, pinchando AQUÍ, o yendo a la sección de Videorecetas y Consejos de Pan para Hoy, que podéis encontrar AQUÍ.

 

El esquema general de este pan es el siguiente:

PASO TIEMPO
Amasado 20 minutos
1ª fermentación (en bloque) 1 hora
2ª fermentación (final) 1 hora y media
Horneado 1/2 hora a 200º y 180º, con vapor, descendiendo.
TIEMPO TOTAL DEL PAN 2 horas y 20 minutos

 

Vamos con los INGREDIENTES, para DOS panes medianos:

 

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 300 ml de leche
  • 1 huevo grande
  • 50 gr de mantequilla
  • 10 gr de azúcar
  • 11 gr de levadura
  • 5 gr de sal

 

Y el BAKING OF, que es muy, muy sencillo.

 

  1. AMASADO: seguid los siguientes pasos:
    1. Poned la harina en un bol.
    2. Incorporad primero la leche, y luego la levadura, e id dando vueltas hasta que no quede harina suelta.
    3. Incorporad primero el huevo, luego la sal y el azúcar, e id dando vueltas hasta que lo “baboso” del huevo haya sido incorporado a la masa.
    4. Pasad ahora a la mesa e id incorporando la mantequilla en trozos pequeños mientras amasáis usando, bien un robot (si lo tenéis) o bien un amasado francés. Recordad que si no sabéis hacerlo, podéis ver la videoreceta completa -incluyendo cómo hacer este amasado- en nuestro canal de YouTube, pinchando AQUÍ, o yendo a la sección de Videorecetas y Consejos de Pan para Hoy, que podéis encontrar AQUÍ.
    5. Cuando tengáis una masa lisa, elástica, y que no se pega, ya podéis pasar al siguiente paso.
  2. FERMENTACIÓN EN BLOQUE: Dejadlo reposar a temperatura ambiente durante 1 hora, bien tapada con un paño húmedo.

 

  1. BOLEADO Y FORMADO: Sacad la masa, que habrá doblado su tamaño, y, sin miedo, ponedla, formando un rectángulo, en un rectángulo en la mesa, y estirad el rectángulo dándole una apariencia larga y del ancho del rodillo.

    Estiramos la masa
    Estiramos la masa

 

Cuando hayáis extendido la masa, enrolladla haciendo un canuto, doblándola sobre su lado más largo. Lo que debería resultaros es un rollo de masa largo y más o menos fino.

masa enrollada
masa enrollada

Dividid el rollo por la mitad, obteniendo dos rollos más pequeños, que resultarán en vuestros dos panes. Aplanad los extremos levemente y remeted los extremos hacia dentro, para que queden redonditos los extremos del pan.

 

  1. SEGUNDA FERMENTACIÓN: Dejad los panes sobre una bandeja de horno empapelada, tapadlos con un trapito húmedo, y dejadlo reposar una hora y media. Cuando quede media hora, recordad que debéis precalentar el horno a 200º.

 

 

  1. HORNEADO: haced lo siguiente:
    1. Como hemos dicho, una media hora antes de que trascurra la hora y media del paso anterior, encended el horno a 200º para precalentarlo. Meted una bandeja metálica en el fondo del horno, para que luego podamos generar vapor y dejadlo una media hora.
    2. Greñad los panes con una cuchilla afilada haciendo varios pequeños cortes trasversales a lo largo del pan, como en la foto. Pensad que no queremos una greña alta y abierta, porque entonces al hacer las torrijas nos resultaría muy difícil. En lugar de un gran corte de greña, por tanto, vamos a hacer muchos cortes pequeños que permitan que el pan se abra un poquito en cada corte, en vez de que el pan se abra mucho en un solo corte.
    3. Meted la bandeja en el horno, a media altura, verted un vaso de agua en la bandeja metálica que habíais depositado sobre la base del horno y cerrad la puerta rápido para que el vapor no se escape.
    4. Dejad la temperatura a 200º durante 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, abrid, sacad la bandeja del vapor, dejad que salga todo el vapor bien, y seguid horneando otros 15 minutos a 180º. Si veis que el pan se tuesta demasiado, no dudéis en abrir el horno y cubrir vuestro pan con un papel de aluminio.

 

No acortéis el tiempo de horneado, porque se os quedará crudo el pan, o no conseguiréis la corteza que buscamos.

 

E. Por último, tomad un trozo de mantequilla fría con los dedos y pasadla varias veces sobre el pan caliente recién sacado del horno, para que la mantequilla se derrita sobre el pan. Esto dará al pan de torrija su acabado final lustroso y untuoso, y mejorará la corteza de cara a las torrijas que queráis hacer.

Pan de torrijas
Pan de torrijas

Por último, dejad el pan enfriar sobre una rejilla, para que no forme vapor por su base y no se nos eche a perder. Veréis qué maravilla de pan. Recordad: para hacer torrijas, dejadlo que se endurezca un poquito de un día para otro, y así mejoraréis el resultado.

 

Disfrutad mucho de vuestro pan de torrijas y, recordad: si os animáis, mandadnos una foto de vuestro pan para nuestra Página de Facebook. Si tenéis alguna duda o comentario, no dudéis en dejar un mensaje.

 

Cuidaos mucho, que sois el futuro.

¡Compártelo!

2 comentarios

    • Hola Juan! Muchas gracias por tus buenas palabras, y gracias por seguir Pan para Hoy.

      Cuando enrollamos la masa es para darle más estructura. El gluten forma cadenas, como hilos, o «cuerdas». Simplificando un poco, si piensas que la masa estirada es como un montón de fibras paralelas (aunque con el amasado las hemos enredado), entenderás que, al enrollar la masa, hacemos como una espiral, como un muelle con el gluten, que hace que la masa tenga estructura. Además, al desgasificarla, hacemos que no queden grandes agujeros (alveolos) en la miga, y obtenemos una masa compacta. Así obtenemos una miga como la del pan de molde, que es ideal para hacer torrijas porque, al mojarla con leche, no se desmoronará.
      Espero que esta explicación te ilustre un poco el porqué del formado. Ya sabes que si tienes dudas, siempre puedes volver a escribir.
      ¡Disfruta del pan! Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *